Sufrió quemaduras y su novio Nunca la dejó. Años después sucede algo que te sacará lágrimas

¿Cómo saber si la persona que está contigo de verdad te ama?

Dicen que solo cuando llegan los problemas y los momentos difíciles, el verdadero amor sale a flote y por eso, en el altar del matrimonio se dice: “En las buenas y en las malas, hasta que la muerte los separe”.

La historia que te contaremos a continuación, es una historia de amor eterno. Se te partirá el corazón, así que ten cerca un pañuelo, que las lágrimas saldrán de tus ojos.

Se trata de Turia Pitt y Michael Hoskin, una joven pareja de enamorados a quienes les ha tocado vivir una de las historias más duras y épicas que hemos visto.

Turia es de Australia y se dedicaba al modelaje. Adoraba los deportes y le encantaba realizar maratones y competencias deportivas.

En el año 2010 conoció a Michael durante unas vacaciones y se enamoraron enseguida. Para el año 2011 ya eran novios y tenían varios meses de relación. A mediados de ese año, Turia se inscribió en el maratón Western Australia’s Kimberly, el cual se realiza en los bosques de ese país.

Lamentablemente, durante la competencia, Turia quedó atrapada en medio de un terrible incendio forestal. A duras penas logró sobrevivir, pero sufrió terribles quemaduras en todo su cuerpo.

Obviamente, después de su larga y dolorosa recuperación, su carrera de modelaje terminó y también las competencias deportivas. Durante más de dos años estuvo en diferentes tratamientos, recibió más de 200 operaciones y muchísimos injertos de piel. Tuvo que estar internada en el hospital por mas de 48 meses


El proceso estuvo acompañado por un exigente trabajo psiquiátrico y psicológico. No era fácil: la modelo despertaba todas las mañanas y al verse en un espejo, recordaba que no podía seguir haciendo lo que amaba: modelar.

Sin embargo, además de tener un equipo profesional de alta calidad, a Turia siempre la acompañó su novio.  Michael Hoskin fue la motivación que la joven tuvo para no desfallecer  en sus futuros proyectos de vida.

Muchas fueron las noches que Hoskin durmió al lado de su amada sin que ella lo supiera. Aferrado a un cuerpo envuelto en vendas blancas y rodeado de un sinnúmero de aparatos quirúrgicos, permaneció cuatro años esperando que ella despertara

Una tarde, antes de llegar al cuarto en el que Turia se recuperaba de una de sus cirugías reconstructivas, Michael fue a comprar un anillo de diamantes. Tenía claro que lo primero que haría cuando su novia estuviera bien, sería proponerle matrimonio.

Según explica The Daily Mail, el joven renunció a la policía para estar pendiente de los cuidados de su amada.

Cuando Turia salió de recuperación, la pareja hizo un soñado viaje a Las Maldivas. Allí el joven le propuso matrimonio a su amada, quien  para entonces ya tenía 28 años.

Ella aceptó y él se convirtió en su sombra. La parej compró una casa en Ulladulla, Nueva Gales del Sur, y han reconstruido lentamente sus vidas.

“Ahora creo que soy afortunada por poder dormir junto a este hermoso hombre. Él es un buen chico y yo soy muy afortunada de contar con él “, dice.

“Todos los días que me despierto al lado de Michael, es un gran día.”, confiesa.

Después de todo, Turia pudo seguir haciendo lo que amaba. Ahora modela para recoger fondos a favor de las personas que necesitan de una cirugía reconstructiva.

Recientemente la famosa revista australiana, The Australia’s Women’s Weekly, decidió que era Turia, la protagonista de su portada.

“Ella es, sencillamente, una de las mujeres más impresionantes que jamás esperarías encontrarte”, subrayó la directora de la publicación de temas de moda y alfombra roja.

El diario Clarín de Argentina recordó, tras hacer eco de la portada que protagonizó la modelo australiana, que “Turia se ha convertido en una famosa conferencista motivacional que recorre el mundo buscando recaudar fondos para Interplast, una organización sin fines de lucro que trabaja para mejorar la calidad de vida de personas que padecen de condiciones que requieren cirugías reconstructivas”.

“Desde el momento en que se sentó ante la cámara, estaba claro que la portada de julio le pertenecía”, explicó Helen McCabe, editora jefe de la revista. “Cualquier intento de describir la belleza y la magia de Turia parece desvanecerse entre palabras trilladas y clichés. Pero jamás he conocido a una mujer más excepcional”, agregó.

La respuesta que la australiana tuvo al gesto de la revista dejó un mensaje contundente:

“Entiendo que esto envía el mensaje de que la confianza en uno mismo equivale a la belleza. Hay muchas mujeres allá afuera que son muy hermosas pero no tienen la confianza, y eso (tenerla) es lo que te hace brillar”, expresó.